Propiedades del té y su origen

Como ya hemos adelantado, el té en sentido estricto puede hacer referencia tanto a la planta que utilizamos para hacer esta bebida, la Camelia sinensis, como la bebida resultante que con ella se prepara.

El origen del té lo encontramos en China, donde supone una bebida muy preciada y consumida, tremendamente arraigada a su cultura. También la consumen mucho en India y Camboya. Si hablamos de Europa, Inglaterra es el país donde el té goza de más popularidad, habiendo creado incluso un nombre para la hora en la que es más habitual tomar esta bebida: la hora del té, que suele ser sobre las 5 de la tarde.

Sin embargo, no existe una única variedad de té. Sino que dependiendo de cuándo se cosechen las hojas y brotes y del tratamiento al que se les someta, estamos hablando de diferentes tipos de tés, todos ellos preparados a partir de las hojas de la planta Camelia sinensis.